miércoles, 2 de agosto de 2017

MOTORBEACH FESTIVAL 2017! PRETTY THINGS, LIE DETECTORS, SEX MUSEUM..!

El blog del fanzine Making Time, aunque renqueante, sigue vivo! 
Aunque no con la frecuencia que me gustaría, debido a una combinación de falta de tiempo y pereza confesable, seguirán apareciendo entradas en el mismo, y espero en noviembre celebrar el décimo aniversario del blog como es debido y sobrevivir un tiempo más a la caída del mundillo de los blogs que desde 2012 ha acabado con la mayoría de ellos ante el empuje de las, ay, redes sociales.
Pero el objetivo de esta entrada era rememorar mi asistencia hace algunos días a la edición de 2017 del Motorbeach Festival en la playa de La Espasa, Caravia, Asturias (y como diría Diego el Profeta, ¡España!), fantástico evento dedicado al surf, el motor (motos y coches vintage a tutiplén) y como no, el rock & roll. 
Empujados por la tentación de ver a uno de mis grupos favoritos en directo por primera vez, los Pretty Things, allá nos fuimos y no solo pudimos disfrutar de los veteranos londinenses sino que asistimos a fenomenales conciertos de The Chevelles, que comenzaron algo despistados pero que en la segunda mitad de su concierto se entonaron y escupieron su potente power pop guitarrero, los divertidos Dustaphonics y el empuje high energy rock de BellRays.
Pero las estrellas del primer día fueron los Pretties, claro, y comenzando con su Roadrunner hasta llegar a su maravilloso The Same Sun de su último disco en el que recuperan su sonido de 1967, repasaron sus inicios R&B (incluso con pequeño set de blues acústico), sus singles mod y Pop-Art de 1966 (Come See Me, LSD, Midnight to Six Man) y mucho de su S.F. SORROW, además de una de mis favoritas, el Alexander que publicaron como Electric Banana y que interpretaron de forma brutal. Lástima que nada de EMOTIONS y de PARACHUTE... pero ahí siguen Phil May y Dick Taylor (¡qué guitarrista!) al pie del cañón!
El sábado comenzó con el concierto de Radio Ocean y su impecable rock instrumental de inspiración surfera, para seguir con The Northagirres, Lie Detectors, el mejor concierto que he visto hasta el momento de los incansables Sex Museum y una sesión impagable de garage 60s a cargo de Fuzztones atacando su repertorio y versiones de clásicos del género, antes del cierre de fiesta con Marky Ramone
Pero vuelvo un momento a los Lie Detectors y es que, ¡qué concierto! ¡El mejor del festival! Con un sonido potente y directo su rock'n'garage'n'punk de inspiración sixties dejó extasiada a la audiencia, con una interpretación mesmerizante y a base de perfectas canciones de letras para corear hasta quedar afónico. ¡Vaya grandes!
He subido a youtube una selección de vídeos de algunos de los grupos, como siempre grabados con mi escasa pericia y temblorosa mano, y demasiado cerca del escenario para un buen sonido... pero testimonios de grandes momentos y estupendas bandas!
David

martes, 20 de junio de 2017

THE SHOOTS DEBUTAN EN 7" DESBORDANDO FRENÉTICO BRITISH R&B!

Hace unas semanas se puso a la venta por parte de Heavy Soul Records, sello que no deja de dar buenas noticias, la tirada de 300 copias del single de debut de un nuevo combo devoto del R&B británico ruidoso, acelerado, con la intensidad del soul y avistando el freakbeat más contundente: ellos son The Shoots y pocas copias deben de quedar ya disponibles!
El artefacto, envuelto en una de las bonitas portadas genéricas de Heavy Soul, presenta dos piezas propias compuestas por el guitarrista y productor Paul Orwell, un inacabable talento de desbordante actividad que se está perfilando con sus propias obras, algunas de las cuales hemos visto en el blog, como uno de los músicos de referencia en la escena sixties internacional. Además de Orwell, a la voz encontramos a Lord Essien y su registro totalmente afín al R&B, al bajo y coros a Michael Parrett responsable de otro excelente single de debut y Charley Herbert a la batería.
El single disfruta de un poderoso sonido monoaural y desde los primeros guitarrazos de I Don't Know, respondidos por un bajo lleno de groove y la combinación de voz principal y coros desenfrenados, el corazón del fanático del British R&B, del beat y de los sonidos mods puede darse por conquistado, antes de que la canción se desborde en un frenesí rítmico en el estribillo con protagonismo de una afilada guitarra. La aparición de un piano no termina sino de apuntalar el sonido recién sacado de un disco de 1965.
Acompañando a la edición del single The Shoots han lanzado un videoclip de la canción rodado en añejo blanco y negro y en el que la banda, a excepción de Lord Essien, visten un riguroso negro al estilo de los Sorrows... ¡Perfecto!
No se queden sin su copia de I Don't Know / Do the Jerk, pronto se convertirá en pieza de coleccionismo! Una impecable presentación de la nueva gran banda de R&B y Freakbeat, y ya anuncian un primer LP que esperamos impacientes!
David

miércoles, 31 de mayo de 2017

1967: REPASO DISCOGRÁFICO AL MEJOR AÑO DE LA HISTORIA DEL POP!

No tengo ninguna duda al respecto: muchos de los mejores discos de la historia del pop y del rock, de los más mitificados y en lo personal, algunos de mis elepés favoritos, cumplen cincuenta años durante estos doce meses. Ya en los números uno y dos del fanzine Making Time repasé algunas de estas obras cumbres de la cultura popular divididos entre su país de origen, Estados Unidos o Gran Bretaña.
La cantidad e importancia de grabaciones editadas en formato de LP en ese año creo que dejaba bien claro en ese artículo la transcendencia de 1967, y el fenómeno de unos doce meses nunca superados en cuanto a música registrada, y eso que me quedé corto en cuanto a la enumeración y reseña de los discos lanzados aquel año... 
Así que utilizando twitter y a través del hashtag #LPs1967 estoy repasando un listado aún más amplio de los discos de 1967 de los que realizo un micro-análisis... una excusa tan válida como cualquier otra para volver a escuchar esas joyas sonoras, deleitarme con esas portadas que revelaban a los LPs como sustentadores de arte gráfico con entidad propia y no simples fotos del grupo o solista en cuestión, y reafirmarme en la idea de que 1967 fue un año clave de desbordante creatividad y talento desatado!
David

martes, 23 de mayo de 2017

EL PRIMER SINGLE DE MICHAEL PARRETT: TELEVISION / LAST YEARS MODEL!!!

El fantástico sello Heavy Soul Records ha puesto en circulación otro artefacto POP perfecto para fuzz-cosmic-heavy mod-rockers, el 7" de debut de Michael Parrett que alberga dos piezas escritas por el propio Parrett y producidas por Paul Orwell con ese sonido profundo, carnoso y reverberante propio de la casa!
La cara A la ocupa Television, catchy popsike construido sobre un muro de sonido compuesto por una potente base rítmica, coros evanescentes y adictiva guitarra distorsionada, que brilla en todo su esplendor en el solo. Sobre esa instrumentación freakbeat Parrett lanza de forma convincente sus letras con un ligero reverb en su voz. ¡Una producción perfecta!
En el otro lado del artefacto vinílico encontramos Last Years Model, cuyo videoclip acaba de ser lanzado, y ya desde sus primeros acordes nos engancha con esos guitarrazos muy de los primeros tiempos psicodélicos de los Status Quo; la base rítmica entra de forma portentosa así como la guitarra; efectos de phasing, guitarra psych y una omnipresente pandereta cuyo sonido se expande hasta el infinito no terminan sino de redondear una pieza magnífica!
Otra muestra de que hay que seguir con atención los lanzamientos de Heavy Soul Records y su nómina de músicos devotos del freakbeat como Michael Parrett y Paul Orwell, en cuyo grupo The Night Falls el propio Parrett se encarga del bajo. ¡Otro 7" perfecto para una sesión de bailable freakbeat y popsike!
David

jueves, 30 de marzo de 2017

FOGBOUND... PSICODELIA Y FREAKBEAT DEL SIGLO XXI PARA ATRAVESAR LAS NIEBLAS DEL PRESENTE! SU PRIMER LP!!!

La capacidad para asimilar sonidos, ambientes, intenciones, estructuras melódicas y ensamblaje instrumental de cierto estilo y/o período musical para luego crear algo nuevo no es cosa sencilla. De hecho diría que está al alcance de muy pocos elegidos que nos han continuado alegrando la vida y aportando la intensidad y la emoción que sólo la música puede proveer en los sucesivos revivals de los 60, normalmente a nivel underground, que se han sucedido desde los años 80.
Y Fogbound son de esos grupos que no hay que dejar pasar ya que nos regalan el volvernos a encontrar con nuestros estilos musicales y estéticos favoritos junto a excitantes canciones de nuevo cuño que añadir al canon. ¡Escuchando su LP de debut sentí una euforia y arrebato por la música similar a cuando, con catorce años, ponía a todo volumen a los Small Faces en mi habitación y descubría todo ese espectro de sonidos en tecnicolor! Fabio Mahía (guitarra y voz), Borja Fernández (bajo), Fernando G. Vilaboy (teclados) y Pablo 'Pibli' González (batería, coros) lo han logrado y sólo puedo estar agradecido con ellos por eso.
Y es que Fogbound se califican a ellos mismos como una banda de freakbeat del siglo XXI, pero con su colección de singles totalmente agotados, y su muy esperado primer LP que ha corrido la misma suerte en la web de John Colby Sectsold out en menos de un mes!), nos demuestran que son mucho más y que asimilan como pocos las más interesantes influencias del pop de los 60. Por cierto, para conseguir una copia de este artefacto de tirada limitada tendréis que acudir a un concierto del grupo, adquirirlo de forma digital en el bandcamp o buscar en algunas de estas tiendas online.
Tras muchas escuchas me he atrevido a ensamblar este análisis del disco, y es que no quería dejarme nada sin reflejar. Como siempre, no seré capaz de expresar todo lo que quiero decir sobre cada canción, y ni siquiera utilizaré los conceptos correctos, pero no me duelen prendas al confesar que me dejo llevar por el entusiasmo con este tipo de artefactos que tanto amamos los devotos de la secta de los sonidos ácidos y las vibraciones de colores!
Sumerjámonos en la niebla: Gazin At My Grave abre el LP con su intro de teclados casi progresivos, tétricos en cierta medida, con una textura a lo Crazy World of Arthur Brown y que preceden a un asalto de hard driving 60s rock a toda mecha con guitarrazos, teclados y batería desaforada. ¡Bien es decir poco! Feeling Like A Greyhound me recuerda con sus teclados psicodélicos a Keith Emerson del período de los Nice en una pieza más relajada, con ecos de los July, Small Faces... 
Eternal Promise está protagonizada por la guitarra que recuerda al hard freakbeat de los Open Mind; la ambientación psicodélica resuena en toda la pieza a lo que contribuye el efecto de eco en las voces. El Mellotron hace su aparición triunfal en Jane In The Shade, un mid tempo de ambiente sonoro denso dominado por el trasfondo del citado instrumento, con una estructura beatlesca circa 1967, adornada con celestiales estribillos y punteos de guitarra finales harrisonianosWhimsical Girl y su guitarra levitativa que planea sobre el teclado y la base rítmica es una composición con profundo ambiente de popsike gracias a las voces etéreas que combinan majestuosamente con el teclado en el estribillo y su sensacional coda instrumental con dura guitarra.
Edward Devine arranca la cara B, canción avanzada por John Colby Sect antes de la salida del LP y que supone uno de los momentos definitivos y definitorios del mismo. De ella repito la descripción que hice en su momento, si me lo permitís: arranca a mil por hora con un órgano incendiario acompañada del resto de la expansiva instrumentación de Fogbound y a continuación aparece la voz arropada en eco, todo ello derivando hacia un éxtasis de tape flanging. Ecos de The Attack, Elmer Gantry's Velvet Opera y de los Open Mind resuenan en esta fantástica pieza que solo vuelve a demostrar el enorme talento de Fogbound y su amor por el freakbeat y la psicodelia primeriza. En resumen... ¡una puñetera maravilla!
Con Arrogant Splendour vuelven a resonar en mis oídos ecos de los Nice por los arpegios del teclado en una luminosa y alegre pieza a la par que contundente en lo instrumental, recordándome también a un referente más cercano, la Elephant Band, y es que el propio Fernando Vilaboy formó parte de aquel grupo.
Foto de Sandra Mg extraída del facebook de Fogbound
Emotional Blackmail, otra canción que ya conocíamos con su comienzo que nos pone en la pista de temas como los de Garden Odissey Enterprise y sobre todo The Attack, y que se desarrolla a través de voces y ambiente beatlesco del año 67, con teclados incisivos marcando la melodía sobre una estricta instrumentación hasta que cae una cascada psicodélica en los estribillos. Run Off The Groove arranca con unas líneas de bajo de funk sesentero y freakbeatero con mucho groove en una pieza que perfectamente podría haber formado parte de un oscuro recopilatorio como We Can Fly o de una selección de Rob Bailey, voz de nuevo bañada en tape flanging y efectos psicodélicos al final de los coros, perfecta antesala del último corte del LP, Imagine The End, composición que va a toda pastilla para terminar, hard rock sesentero a lo Attack, Open Mind o primeros Deep Purple!
Un disco prodigioso para estos tiempos convulsos, repleto de los sonidos que más nos gustan aquí en Making Time. Y no había comentado nada aún de su preciosa, colorida y psicodélica portada, y el insert que la acompaña conteniendo las letras de las canciones. Todo un regalo para el fan del popsike, el freakbeat y el rock psicodélico. ¡Es delicioso estar atrapado en esta niebla..!
David 

lunes, 20 de marzo de 2017

EL DISCO DE LA SEMANA

DARYL HALL / JOHN OATES: War Babies (Atlantic, 1974; reedición en CD digipack, 1998)
No solo de psicodelia vive el hombre, y 2016 fue el año en el que me convertí en fan de Hall & Oates. Por motivos que no vienen al caso me vi sumergido en el catálogo de canciones del dúo, desde el blue eyed soul de sus inicios pasando por sus discos imbuidos en pop de la New Wave hasta llegar a algunos de los ejemplos más prístinos de pop ochentero comercial. Todo muy rico, oigan.
Pero Daryl Hall y John Oates hacen su primer aparición en el blog con una pequeña rara avis en su discografía, la primera huida del canon de suave pop y blue eyed soul de sus dos primeros LPs (para disgusto de sus primeros fans) para elaborar un disco más orientado al rock con abundantes momentos de experimentación en la producción cortesía de un viejo colega de de Philadelphia de Daryl Hall, el genial mago de los estudios Todd Rungren, a wizard, a true star!
Rundgren aporta instrumentación además de multitud de trucos de estudio para el sonido del disco, y aunque se aprecio el elaborado trabajo de Todd curiosamente el sonido global del disco parece algo apagado, le falta brillo, en parte compensado por la curiosa y original estructura de unas canciones que poseen al mismo tiempo un gran poder atrayente y que recorren diversos estilos muy en boga en los 70. Pero el espíritu progresivo que había atrapado al genio de Philadelphia y que le llevó a formar a los Utopia, que participan en el disco, se deja nota y mucho en esta etapa de Hall & Oates.
Can't Stop the Music (He Played It Much Too Long) abre el disco y recuerda a los Rascals por su brío y sus inflexiones vocales. En ella encontramos los primeros experimentos en el estudio como el elaborado enlace con Is It a Star, pieza caracterizada por los juegos vocales propios del grupo y un espíritu más soulful pero con intención más progresiva, con guitarrazos de Rundgren que se pierden en el espacio, una elaborada parte instrumental con guitarras y sintetizadores y una coda reverberante e intrincada.
Beanie G. And the Rose Tattoo aborda un sofisticado pop rock con un pie en el blue eyed soul, de inventiva estructura similar a los Steely Dan en esos mismos años, y predecesor del sonido de los Doobie Brothers en la etapa de Michael McDonald. You're Much Too Soon es agradable y preciosista soft pop similar al de Todd Rundgren, que a su vez sigue la línea trazada por Carole King por cierto, con una excelsa interpretación vocal de Daryl Hall sobre todo en la extasiante coda en la que se entrelazan varias pistas vocales.
70's Scenario presenta un piano y un sintetizador que sirven de colchón para la voz de Hall hasta que entran el resto de instrumentos en una pieza de pop progresivo con puente instrumental muy propio de los Utopia de Rundgren. War Baby Son of Zorro es otra muestra de extraño acompañamiento instrumental para las voces souleras de Hall & Oates, con especial mención al bello aporte del clavinet.
I'm Watching You (A Mutant Romance) disminuye las revoluciones aportando Rundgren un telón de fondo con efectos vintage de sintetizador hasta que la pieza arranca briosa y animadamente con un sonido precursor de la New Wave, un pop arriesgado en la que quizá sea la pieza menos asimilable de inmediato para el oyente hasta que, de pronto, arrancan unos I'm Watching Youuuuuuuu celestiales hasta el final de la misma. Pura genialidad.
Better Watch Your Back es pop de orientación más comercial y animada base rítmica, con cierto aire latino, juguetona guitarra y bajo, y jubilosas interpretaciones vocales. Casi con un ojo puesto en los ingleses 10cc. Screaming Through December parece una pista de un disco de Elton John de los 70 con su protagonismo del piano, aire de singer-songwriter y airada voz de Hall hasta metamorfosearse en rock progresivo experimental, y para terminar, Johnny Gore And The "C" Eaters que es enérgico rock, ya totalmente olvidado el soul a estas alturas del disco, con afilada guitarra con influencias glam, muy claramente de Bowie y Mott The Hopple.
Hall y Oates no solo abordaron un cambio estilístico en sus canciones con este disco, también se alejaron momentáneamente de su estilo lírico más usual con letras autorreferenciales al entorno musical y a su generación (de ahí el título). Eso, junto a cierta querencia por el glam y el rock teatral y progresivo, la participación de Rundgren y sus acrobacias sonoras en el estudio hacen de WAR BABIES un disco único dentro del catálogo de sus creadores y una perfecta muestra de artefacto sonoro de mediados de los setenta, asimilable pero al tiempo con cierto nivel de riesgo.
David

miércoles, 22 de febrero de 2017

XIXÓN (NOT) SOUND II... MAXIMUM GARAGE'N'ROLL DESDE ASTURIES!

El sello Music Saved My Life ha lanzado tras más de tres años la continuación del EP Xixón (Not) Sound con cuatro nuevos trallazos de garage y rock'n'roll a cargo de otras tantas bandas que nos demuestran el buen estado de forma de esos géneros allá por el norte!
Supersiders
En este Xixón (Not) Sound II, título que lanza un guiño al denominado Xixón Sound de los 90, encontramos abriendo una de las caras, impecablemente por cierto, a unos viejos conocidos del blog, los Supersiders, que ya formaron parte del primer volumen y cuyo single de debut apareció por aquí. Su Moscas es una pieza de garage con protagonismo del teclado hasta que irrumpe una sensacional guitarra alternándose el protagonismo, voz descarnada y letra retorcida y algo escatológica. 
Los Ignorantes
Y si hablamos de voces descarnadas nos topamos con Los Ignorantes y su El Loco, estupenda pieza de garage con sonido de la escena Pacific Northwest, compacta y contundente en su sonido pero no desbocada, y con una parte vocal que nos recuerda a Los Saicos o a Wau y Los Arrrghs! Arrolladora!
Electric Children
Si aquella cara del artefacto vinílico se volcaba hacia el garage, en el otro lado encontramos ejemplos de furibundo rock. Los Electric Children nos hacen vibrar y brincar con Tomorrow, rock y powerpop con espíritu del 77, pero que también recuerda agradablemente a muchas bandas de las buenas de los 90, como Ross, Crocodiles o los momentos más energéticos de Los Imposibles. 
Max Gamuza
El siguiente, y último corte, corre a cargo de Max Gamuza y su Can't Stop the Fun, rock stoniano, actitud y chulería y un ojo puesto en los Burning, con un estribillo memorable para cantar con el puño en alto!
Estas cuatro sensacionales canciones están arropadas por una carpeta ilustrada estupendamente y acompañadas por un insert con las letras y aclaradoras declaraciones de intenciones del sello Music Saved My Life que dejan bien claro su genuino amor por la música! Y este single es buena muestra de ello!
David

sábado, 11 de febrero de 2017

PAUL ORWELL: BLOWING YOUR MIND AWAY... REEDITADO EN FORMATO CD DOBLE!

Paul Orwell es un joven talento multi-instrumentista, compositor y productor que en un brevísimo período de tiempo ha lanzado dos LPs y un puñado de singles que constatan un genio creativo asombroso y su total inmersión en la música rock de la segunda mitad de los 60 sin perder de vista décadas posteriores y otros géneros como la música negra. El hecho de que sus discos estén totalmente agotados da buena cuenta de ello!
Pues bien, desde hace unas semanas su sello discográfico Heavy Soul Records ha reeditado su primer LP BLOWING YOUR MIND AWAY en formato digipack y doble CD, remasterizado e incluyendo además del álbum original rarezas, remixes y canciones solo incluidas en singles cotizados y muy difíciles de conseguir para los rezagados. Si BLOWING YOUR MIND AWAY ya es una clásica pieza de 60s rock, la adición de esas canciones hace aún más imprescindible su adquisición!
El LP original fue lanzado en 2015 y sentó las bases del sonido de Paul Orwell, al que en directo acompañan The Night Falls, solo para sorprendernos un año después con un disco compuesto íntegramente por poderosos instrumentales protagonizados por el órgano como vimos en su single de adelanto Don't Do As I Do, Just Do As I Say. Pero BLOWING... ya nos había dejado boquiabiertos ante el talento de Orwell con los primeros acordes de Like I Did Before, garage psych contagioso con pequeñas pausas en la melodía que la hacen original y adictiva, gran protagonismo del órgano, base rítmica apabullante y aparición flamígera de la guitarra. Le sigue el elegante beat de Tell Me, Tell Me y Go Tell Your Mother, un brutal rompepistas con afilada guitarra.
You're Nothing Special aporta al disco más beat épico al estilo de unos finos estilistas como Searchers o los primeros Hollies, con un pie siempre en cierto tono ácido presente en todos los cortes gracias al tratamiento de la voz con efectos que nos recuerda a una producción de Joe Meek. La guitarra a lo largo de la pieza es sencillamente sensacional. 
The Right Location parece comenzar como una pieza de british R&B pero enseguida se transforma en una apasionante freakbeat y popsike propio de los Rupert's People, mientras que A.B.C. Blues es serpenteante garage beat con órgano a lo Zombies, igual que Little Reason, que podrían haber firmado perfectamente los High Numbers.


Payback es más garage con teclado y guitarra apuntalando una amenazante melodía y Here and Now nos recuerda a la Chocolate Watchband, el órgano proporcionando un muro de sonido sobre el que la guitarra con fuzz despliega pirotecnias y la voz con reverb termina de aportar el toque ácido al conjunto. Take It or Leave It es beat oscuro, ritmo perezoso e intrigante; una gozada como van apareciendo los fraseos de guitarra, y la composición que da título al álbum, Blowing Your Mind Away, podría encuadrarse como folk rock ácido con espíritu de pop barroco gracias a la estructura y los arreglos de teclados. 
Los últimos minutos del disco los ocupan Hide and Seek, acelerado beat-R&B, Bad Blood, psicodelia vampirizante al igual que Fangz (The Extended Cut), intensa y sorprendente pieza plena de energía, ideal para los conciertos, adictiva y con arranques enérgicos en los estribillos que dejan al oyente fervorosamente exhausto!

En el segundo CD de esta edición Deluxe encontramos nada menos que doce canciones más para nuestro gozo comenzando por You Should Know Better, beat à la Zombies. Borrowed Time, más garage-pop con el órgano guiando la pieza, Damaged Goods que podría estar en el repertorio de la etapa R&B de los Them, el perfecto garage de Never Say Never, What You Did Wrong, su propuesta más punk, Time of Day, popsike con puente de guitarra brutal, Run Over You, pop 60s magnífico, monkeesiano, y Death Wish con algo de garage del revival 80s.
Las cuatro últimas piezas fueron previamente editadas formando parte de singles y afortunadamente recuperadas para esta edición: Hyp No Tize, cornucopia de garage psych con guitarras demoníacas y ritmo machacante, Attack, high energy rock con guitarra distorsionada, Let You Go, popsike lleno de groove, fragmentos de teclados y melodía que nos retrotraen al I'm A Man de Spencer Davis Group y Too Young To Die, garage circa '66, una conjunción mágica y contundente de base rítmica y teclados a la que se suma una demente guitarra.
Una oportunidad que no hay que dejar pasar la que nos ofrece Heavy Soul Records de poder tener este disco ya imprescindible de 60s pop&rock ampliado y así hacer atronar nuestros altavoces con el beat poderoso de Paul Orwell!
David